+31611474894 info@suriya.cl
Seleccionar página

¿Dónde están ubicados?

Vivo en Holanda y, cuando viajo a Chile, me muevo por diferentes centros de terapias según los cursos/talleres/sesiones que se van organizando. También trabajo a domicilio. Las ciudades más comunes donde trabajo son: Puerto Montt, Valdivia, Viña del Mar/Valparaíso. También he estado en Pta. Arenas, Puerto Natales y Castro.

Puedes ver los cursos programados AQUI.

¿El masaje tailandés es un masaje relajante o un masaje descontracturante?

Esta es una pregunta típica. El masaje tradicional tailandés no es un “masaje” como lo conocemos en Occidente. El cliente/paciente recibe la sesión vestido, en el suelo, sin aceites, se aplican presiones rítmicas y estiramientos. Trabaja no sólo a nivel físico, sino que también a nivel espiritual (por la influencia budista que posee).

Después de una sesión puedes sentirte más relajado y con los músculos menos tensos. Por lo que la respuesta es: puede tener los efectos de un masaje relajante y de un descontracturante. La diferencia es que no tiene como objetivo lograr estos efectos, sino que son el resultado de la búsqueda de un equilibrio físico, mental y espiritual. Puedes leer un poco más sobre el masaje tailandés AQUI.

 

¿Quedo apto para trabajar como “terapeuta profesional de masaje tailandés” con los niveles I y II (60 horas total)?

En Tailandia, los terapeutas profesionales de masaje tailandés deben contar con 150 horas de estudio (pueden considerarse dentro del total otros cursos, por ejemplo, el masaje de pies tailandés).

En Chile, como en muchos países, el masaje tailandés no posee regulación en cuanto a los requisitos académicos del “Terapeuta de masaje tailandés” (lo mismo para la mayoría de las terapias complementarias: masaje de relajación, champi, metamórfico, shiatsu, etc.). Puedes leer más en: http://www.minsal.cl/medicinas-complementarias/

Con el nivel I y nivel II del programa TMC Tailandia (el que enseño), conocerás una gran cantidad de técnicas, cómo conectarlas, sus riesgos y precauciones. Puedes entregar una sesión de hasta 2 horas ayudando a aliviar tensiones, disminuir el nivel de stress, mejorar la flexibilidad, fomentar una relajación profunda, entre otros. Debes saber que debes practicar mucho, tener paciencia y seguir practicando.

Por ser una terapia tradicional, este masaje tiene varios estilos e influencias, por lo que recomiendo siempre aprender de varios profesores para que vayas incorporando diferentes posiciones y experiencia a tu práctica.

Date el tiempo para seguir aprendiendo, tomar talleres avanzados (conmigo o con otros profesores). Con el tiempo, vas a sentir que tu entrega y conexión se va transformando, perfeccionando y puedes ayudar a sentirse un poquito más felices a muchas personas en el camino, porque …. ¿ese es el objetivo o no? 😊.

Recuerda que no se trata de: “tomo un curso y estoy listo”, al contrario, es el inicio de tu camino en este arte.

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: